sábado, 11 de febrero de 2017

DARK CITY

Dark City es una joya que pasó desapercibidas en su momento. Una película de esas que algunos consideran muy complicadas. Del mismo modo que pasó con Matrix(1999), esta película rompe algunos moldes y hace trabajar al espectador para que este piense y adivine algo de la trama. Pero otra vez, y como pasa con Matrix, la trama se explica sola.
De hecho esta película no consiguió sobresalir en su momento por la ausencia de acción y momentos espectaculares. Siendo una historia puramente de ciencia ficción que se relegó a un segundo plano a pesar del excepcional reparto y su gran argumento. Argumento que no se diferencia mucho del de Matrix que un año después arrasaría en taquillas gracias a su innovadora puesta en escena. Pero Dark City tiene el mérito de haber apostado el primero por esa visión argumental tan original.
Ambas se convirtieron en películas de culto y en especial esta, que no consiguió reconocimiento. Hoy en día se considera una pequeña obra maestra. No hay nada mejor para los críticos de cine, que una película haya sido olvidada por el público para que la traten de obra maestra.


A mi me gusta mucho y cuando la vi en el cine recuerdo salir bastante alucinado e intentando dar vueltas a su historia para entender que se me había escapado. Recuerdo muy bien que un amigo que venía conmigo no supo que opinar de ella. En aquellos años aún no estábamos acostumbrados algunos a pensar mucho cuando íbamos al cine. Estas películas son las que te llevas a casa, y allí continúas dándole vueltas...: o están los otros que dicen "esto es un royo sin pies ni cabeza", y no piensan. Esta claro que no es un tipo de cine para todo el mundo.


Los actores están muy correctos, en algún momento tocando el sobresaliente. Aunque no es una película de Oscar, ya que no dan para tanto los personajes ni la historia. Actores como Rufus Sewell, Kiefer Sutherland, Willian Hurt y Jennifer Connely. Para mi, un excelente elenco que por si sólo justifica el ver esta película. Ya que sus respectivos personajes son suficientemente interesantes y atractivos, y esa esa una de las mejores bazas del filme.



Una ambientación oscura y sombría es la imagen que transmite la película de una ciudad donde siempre es de noche, algo extraño de lo que no parecen darse cuenta sus habitantes. Y cuidado que vamos a desvelar su argumento...


John Murdoch amanece en una habitación con una prostituta asesinada. Sufre de amnesia y no sabe que ha ocurrido, pero sabe que algo no funciona bien. Poco a poco seguirá pistas que le llevarán a descubrir lo que está pasando. Y el motivo de que él sea inmune al control de los Ocultos y ni él ni ellos saben el porqué.




Hay una imagen al principio que define muy bien el argumento al que nos enfrentamos y en un primer visionado de la película pasará inadvertido. Cuando aparece una rata en un laberinto, creado con el propósito de estudiar su comportamiento. Una metáfora de lo que son los humanos en el contexto de la película.



Murdoch deberá luchar contra su amnesia para entender porque recae una acusación de asesinato sobre él. William Hurt interpreta al policía encargado de perseguirle, al mismo tiempo que la esposa de Murdoch, a la que este no recuerda, intenta entender que ha pasado con su marido.


Sutherland interpreta al doctor Daniel P.Schreber, un traidor que trabaja para los Ocultos y que sirve de puente entre el mundo humano y el de ellos. ¿Quienes son los Ocultos?, pues extraterrestres.
A medida que transcurre la película se irán desvelando detalles y datos que darán sentido a la trama y que ayudará a colocar, como si de un puzzle se tratase, cada pieza en su sitio.


Los Ocultos son una especie extraterrestre en el ocaso de su civilización. Observando a los humanos creen poder descubrir el secreto de su longevidad como especie y pretenden aprender de ellos el modo de sobrevivir. Con tal vago fin les estudian sin que ellos, los humanos, sean conscientes. Para que todo este plan funcionen recrean una ciudad humana, allí los humanos secuestrados de su mundo vivirán sin ser conscientes de la cruda realidad. Cada día a las doce de la media noche (aunque nadie sabe con certeza si es medio día o media noche), el mundo artificial se detiene. Todos los habitantes de la ciudad caen en un profundo sueño. Durante esta pausa, aprovechan para extraer los recuerdos de la gente e  intercambiarlos con los de otras personas. Cambiando también el entorno y perfil de la ciudad a su antojo, a todo esto lo llaman "sintonizar". De este modo todos viven el momento pero nadie tiene recuerdos a los que recurrir. Cada ciclo es un día cada día puede ser una nueva vida. Pero la realidad que no perciben es otra.


Todo esto cambia cuando John Murdoch deja de caer dormido bajo la influencia de los Ocultos. Sin querer, empieza a descubrir lo que realmente ocurre durante las pausas ("la sintonización"), aunque no entienda nada. Además descubrirá que también puede "sintonizar" como lo hacen los Ocultos.



Imaginad que las ratas de laboratorio fuesen conscientes del laberinto en el que viven y de que por mucho que busquen la salida esta no existe, ya que el laberinto se monta y desmonta por antojo de la persona que las observa...
La película narrará el proceso de descubrimiento de Murdoch (ayudado al final por Schreber) de todo lo que esta ocurriendo hasta su enfrentamiento con los mismísimos extraterrestres que se han dado cuenta de lo que es capaz el humano e intentarán detenerlo en todo momento.





El dominio de Murdoch de la "sintonización" será decisivo para escapar de los Ocultos y llegar a descubrir lo que realmente es esa ciudad siempre oscura. Las imágenes que muestran la ciudad flotando en el espacio infinito son impactantes. Nadie espera un desenlace así.
El nuevo salvador de la ciudad dará a esta, finalmente, la luz del día y sus habitantes podrán vivir sus vidas de forma continua y para siempre.




Aunque no llegó al gran público se consolidó con los años en todo un referente de la ciencia ficción siendo una de las películas de culto más recordadas junto con Nivel 13(1999) y todas ellas (como ya hemos comentado) con similitudes más que razonables con la única que logró sobresalir y hacer época: Matrix. 



Filosófica, con preguntas importantes sobre la humanidad y su significado. Dark City apuesta por un planteamiento carente de estridencias y sobretodo de acción. Lo que la convierte en una película mucho más densa de lo habitual, donde no hay donde distraerse si nos vemos perdidos por su historia. Y eso la convierte en un imprescindible entretenimiento. Dicen que la versión del director es aún más interesante, pero no he tenido oportunidad de verla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario