viernes, 26 de mayo de 2017

MAD MAX, Más Allá De La Cúpula Del Trueno

La serie de Mad Max ha cosechado gran éxito desde el estreno de la primera entrega en 1979. Aunque la primera se aleja mucho de la estética y la acción del resto de la saga. De hecho, la primera nos muestra un mundo algo mas "cuerdo", por llamarlo de algún modo. Aunque sólo sea porque en él existe aún los cuerpos de policía que velan por nuestra seguridad, por lo que podemos entender que ese mundo continúa la línea de todo lo que conocemos y las leyes existen en él. Hay una ausencia de lugares y personajes demasiado estrafalarios. La vida de Max es normal, junto a su familia hasta que una banda de moteros (sin serlo exactamente, sólo van en moto), se atraviesa en su camino y en el de su mujer e hija (algo que podría ocurrir en cualquier contexto, no es emblema de ningún momento apocalíptico por si sólo). A Partir de ahí la película deriva hacia la venganza de Max. En cambio en la segunda parte se prescinde del "mundo civilizado" de la primera. La ausencia de orden y leyes convierte la vida en este mundo en una lotería en la que los más fuertes tienen el poder, el combustible y todos los números para ganar. Este nuevo planteamiento es mucho más atractivo, sin duda. Ya que abre muchas más posibilidades a nivel creativo, estético y argumental.


Quizás por ello Mad Max 2 sea la preferida de los fans en general. Nos muestra unos personajes atractivos, estrafalarios y sacados de cualquier fantasía sadomaso. Violentos y sin medida que reflejan un mundo hostil, en donde los que no son fuertes sobreviven de rodillas. Unas atractivas batallas y persecuciones en coches apocalípticos (muy originales en si mismos) serían el reclamo más importante de la película y lo que causó más impacto en los fans de aquellos años (yo mismo). En fin, una libertad narrativa y visual no permitida en la primera. Pero yo estoy aquí para romper una lanza a favor de Mad Max, Más Allá De La Cúpula Del Trueno...



La tercera entrega de la saga nos aporta algo más que los personajes emplumados, violentos y el vértigo de las persecuciones de coches. Incluye todo ello y además una historia apocalíptica, un argumento algo más sólido, con personajes más trabajados y con un poco más de diálogos. También un Mel Gibson en su mejor momento.
La revista Dirigido Por, en aquel momento, la describió como "Un Delirio de Imágenes" y estoy de acuerdo. La belleza de sus imágenes y su fotografía alcanzó la cota más alta de excelencia en esta entrega, lo mismo que los decorados y vestuario, fue la película más exigente de la saga.



Además Tina Turner aparecía como reclamo, no sólo como actriz, con un importante y atractivo personaje, si no también como cantante (no podría ser de otro modo), con una excelente banda sonora en la que participaba con dos temas de enorme éxito (We Don´t Need Antoher Hero y One Of The Living).




En sus andaduras por este mundo Max llega a Negociudad (Sodoma y Gomorra) donde conoce a Tía Ama y donde existe un equilibrio de poderes entre ella y el proveedor de electricidad de la ciudad. Aquí entra en juego la política y la estrategia entre ellos para conseguir controlar la ciudad. Tia Ama, tramposa, utilizará a Max para sacar de en medio al Maestro Golpeador. Es el famoso momento de la Cúpula del trueno, donde dos entran y sólo uno sale. Un lugar creado para dirimir posturas y enfrentamientos, para que el mal y la codicia de dos, no afecte y dañe a los demás. Se pelean allí dentro y cuando uno sale la disputa esta cerrada, el orden fuera permanece. Otra metáfora sobre los enfrentamientos y las guerras que han llevado a ese mundo a ser como es ahora. Argumentalmente esta muy bien visto y alimenta correctamente la historia que se quiere plantear. La disputa no termina del todo como Tia Ama esperaba y Max es castigado al exilio. Le envían a morir de sed en el desierto infinito que rodea la ciudad.





En este punto la película cambia de registro y nos introduce en la colonia de niños que sobreviven en un oasis en el desierto, ajenos a todo el mal que amenaza fuera de su reducto de paz y a la espera de alguien que un día volverá a recogerlos. Mientras pasan los años, los niños recuerdan su historia, que transmiten por vía oral entre ellos, uno de sus pocos entretenimientos. Cuando encuentran a Max moribundo le rescatan y ven en él al salvador que esperaban.






Es esta parte lo más novedoso de esta película y al mismo tiempo de lo que más reniegan muchos de los fans de la segunda, tachándola de muy aburrida. Pero en realidad esta parte aporta mucho a la historia de Mad Max. Nos aporta mucha información sobre lo que ocurrió en el mundo antes de volverse tan cruel y sin ley, da detalles y da sentido a todo lo que ocurre y como ya hemos dicho antes, es uno de los momentos visuales más bellos de la película (una gran fotografía). Y es que en este mundo apocalíptico no tiene por que haber tan sólo una historia, la de Max, si no que pueden (y deben) existir otras muchas historias, entre ellas la de este grupo de niños.



Fuera de esta parte, la más original de esta película, todo lo demás es repetido. Quiero decir que ya lo habíamos visto antes en Mad Max 2. Por ello el regreso con los niños a Negociudad y la persecución final que viene después está ahí, para contentar a todos y dar dosis de lo que previsiblemente todos los que fueron a verla esperaban encontrar. Estuvo esto siempre tan claro que la saga nunca regresó a sus orígenes (su primera parte), mucho más pausada y austera. Y que en la última entrega (la cuarta) se ha reducido todo a una persecución de dos horas, ya que el público pide básicamente eso (y a nadie parece importarle que Mad Max pase a segunda fila como personaje). Pero a nivel argumental se sacrifica todo por lo visual y la acción vertiginosa y es que todo no suele caber en el metraje. Por eso creo que Mad Max, Más Allá De la Cúpula Del Trueno esta mejor dosificada y da un poco de todo. Si hubiese sido la primera, todos la pondrían como la mejor.





Si analizamos la persecución final, esta es incluso mejor que la que aparece en Mad Max 2, más divertida y mucho mejor rodada. Por ponerle un pero, creo que no tiene un final sorprendente o espectacular. Simplemente Tia Ama se retira de la lucha, mostrando su clemencia y quedando como la mala "no tan mala". Aunque esto ocurre en los últimos minutos de la espectacular batalla. Quizás debido a que Max escapa en un aeroplano, con uno de los personajes secundarios de la segunda parte.
A pesar de ello me gusta como está resuelta, también es diferente, lo otro sería lo esperado y lo ya visto en las anteriores entregas.


En general un película visualmente y argumentalmente mucho más poética e interesante de lo que muchos piensan. Con sus dosis de acción previsibles pero con un toque diferente que, desde mi punto de vista, le añade un plus que no tienen las otras. A pesar de que nadie esta conmigo, creo que es la mejor de las tres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario