lunes, 1 de enero de 2018

DETRÁS DEL CANDELABRO

Hay películas que pasan totalmente desapercibidas, como de puntillas. Seguramente porque alguna mano negra hizo lo necesario para que esto sucediera. Y de este modo, conseguir que desaparezca de los premios, las consideraciones y atenciones que merece. Esta es una de esas películas.
Behind The Candelabra (2013), es un ejemplo de gran película, grandes interpretaciones, gran dirección..etc.
Sin contar con esos detalles menores, que no lo son tanto, como el maquillaje. Que en esta película es muy importante.
Una pequeña obra maestra en todos los sentidos que merecía mucha mayor repercusión y apenas tuvo la atención del público y de la prensa especializada. La gran desconocida.
Una injusticia que NostromoCine quiere compensar con esta entrada.


Behind The Candelabra (Tras el Candelabro) esta inspirada en el libro Behind the Candelabra, My Life With Liberace (1988), de Scott Thorson y Alex Thortleifson. La historia nos explica los últimos diez años de vida del virtuoso pianista Liberance, de gran éxito y fama en Estados Unidos. En concreto se centra en su relación con Scott Thorson. En el festival de Cannes de ese año compitió por la Palme D´Or. La película pasó directamente a TV de manos de HBO y no llegó a estrenarse en cines. Pero obtuvo gran aclamación de crítica (al menos la de los festivales), sobretodo por las interpretaciones de Michael Douglas y Matt Damon (Liberace y Scott Thorson). Aunque he de decir que en general, todas las interpretaciones están de lujo. La película ganó diferentes premios de TV, dos Globos de oro y hasta once premio Emmy. Incluyendo mejor película y mejor actor para Michael Douglas.




Sin ser Michael Douglas un actor de mis preferidos (su padre, Kirk Douglas, si lo fue), tengo que decir que estoy convencido que su trabajo en esta película es lo mejor que este actor a hecho nunca.
Como mínimo merecía una nominación al Oscar. Su interpretación del pianista Liberace es excelente y seguramente me quedo corto con ese adjetivo. Al mismo tiempo, el trabajo de maquillaje es también excepcional y decisivo para la credibilidad de los personajes.



Matt Damon también esta excelente y convincente. Acostumbrados a verle en otras tesituras, es un gustazo ver como interpreta este papel. El maquillaje de su personaje evoluciona a lo largo del film, igual que con el resto de personajes. Todos aficionados a la cirugía plástica, algo que queda muy bien reflejado en la película y que es creíble gracias, como decíamos, al maquillaje. Otro ejemplo de esto es el personaje que interpreta Rob Lowe. Un gran trabajo también. Aunque algo más cómico en este caso. Rob Lowe interpreta al cirujano plástico. Que, como tal, se ha aplicado así mismo tantos retoques que ya no puede ni abrir los ojos, su cara es una máscara.


Liberace es un excéntrico, interesado y caprichoso pianista. Homosexual, muy amanerado que, gracias a una fuerte campaña en su favor en los medios (pagada por el), hace creer a sus seguidores todo lo contrario. Una muestra evidente de la inocencia del público de los setenta y ochenta, que no quería contemplar lo evidente, al ser algo muy poco aceptado en la sociedad en aquel momento. Exponer su sexualidad a los medios hubiese arruinado su carrera.




De este modo, Liberace vivía su pomposa vida de estrella, repleta de lentejuelas, glamour, amaneramientos y excesos de todo tipo, también de vestuario, de forma justificada. Solo era un gran artista, un Showman que se podía permitir todo en nombre de su virtuosismo ante el piano. Que era lo único real en su vida, lo único que el pianista podía ofrecer con sinceridad.
El titulo "Behind The Candelabra" es un juego de palabras relacionado con los candelabros que el pianista solía colocar encima de los pianos en los que tocaba (sello indiscutible). Esto se hizo muy habitual durante aquellos años. De hecho, en sus actuaciones solía rodearse de candelabros.




Pero en lo que más fue caprichoso el famoso pianista fue en el amor. Sus amantes cambiaban con los años. Se enamoraba siempre de los más jóvenes. Que debía acoger en su casa como trabajadores. Ya fuesen chóferes, ayudantes de cámara, parejas musicales, lo que fuese. De este modo la relación quedaba oculta a los medios. Liberance agasajaba con todo tipo de excesos a sus amantes: dinero, ropa, joyas, coches..etc. Vivían bajo su tutela durante años y muy alejados de la realidad.
Cuando Liberace se encaprichaba de uno nuevo, el viejo debía marchar. Ante la atención que les confería el artista, todos se sintieron especiales. Y, aunque les prometía amor eterno, nunca fue cierto.
En la película vemos la etapa final del artista, centrándose en una de esas relaciones (con Scott Thorson), que comenzó como todas y terminó igual. Liberace Incluso convenció a Scott para operarse el rostro, y de este modo parecerse al pianista. En un intento de convencer a los medios que era su hijo. Una forma más de acallar sospechas sobre su homosexualidad.
El artista falleció de Sida a finales de los ochenta. Fue una de las primeras víctimas famosas de esta enfermedad. A pesar de que se intentó ocultar las causas de su muerte, se desveló toda la verdad.
El momento final se muestra en la película con mucha crudeza y realismo (de nuevo un gran maquillaje). Liberace aparece famélico y consumido por la enfermedad en su cama, rodeado de sus lujos.



Magistralmente interpretada, entretenida y perfecta en todo. Detrás del Candelabro es una desconocida película que debería estar en un pedestal en muchos sentidos y que, aunque tuvo buenas críticas y algunos premios, pasó desapercibida por la mayoría. Lo cual es una gran pena.
En NostromoCine, hemos querido poner nuestro granito de arena, para dar a conocer esta joya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario