jueves, 15 de septiembre de 2016

Siguiendo la estela de Star Wars

El éxito de La Guerra De Las Galaxias (1977) hizo que toda la industria del cine se replanteara sus prioridades respecto a la ciencia ficción. Este género había estado relegado a un segundo plano. Las películas que trataban este tema eran siempre de bajo presupuesto, de serie B. Tanto los seriales de tv como las pocas que se llevaban al cine, por lo que no solían ser tomadas demasiado en serio. George Lucas llevó este género a primera fila y lo convirtió en prioritario. Todos querían repetir el éxito de Star Wars y todos querían copiarlo, unos disimularon algo y otros no disimularon nada. Pero las prisas, la falta de dinero y de medios convirtió a esta serie de películas en malas copias en el mejor de los casos y en curiosas y/o penosas películas el resto. De esas que pueden provocar hoy en día vergüenza ajena..
Yo, con mis 10 años y como niño fascinado por la ciencia ficción fui al cine a ver todas las que pude, aunque no lucían igual de bien que La Guerra de las Galaxias, me atraían todos esos carteles que prometían aventuras espaciales por doquier...

Con esa edad no tenía criterio para ver la diferencia entre unas y otras, y tampoco me interesaba saber más. Sólo quería ver naves y naves surcando el espacio infinito.
Entre 1977 y 1980 se estrenaron la mayoría de estas películas. Fueron unos años de actividad frenética intentando aprovechar el tirón mediático de Star Wars e intentar recoger algún fruto del interés inesperado del público por este tipo de cine. Y esta meta justificaba cualquier cosa, incluido el plagio o la copia mal hecha. Aunque hubieron verdaderos ejemplos aislados que demostraron al mundo que se puede aprovechar una moda siendo originales e ingeniosos a la hora de crear, aportando algo diferente. Comencemos...

La primera que me viene a la memoria es Galactica, Estrella de Combate (1978). La película se estrenó justo un año después, cuando aún coleaba el éxito de Lucas en todas las salas de re-estreno de España e incluso en algunas de estreno. La película vino acompañada de una gran promoción en TV y recuerdo que hasta avisaban de que la gente que pareciera del corazón no fuera a verla (aún no entiendo por que). La inercia, supongo, hizo que todo el mundo fuera a verla en busca de más. Conseguí convencer a mis padres de que me llevaran al cine (Igual que hice con la de Lucas un año antes) y las colas también eran considerables. Así que se puede decir que fue todo un éxito de taquilla y si pensamos que el coste de la película no había sido muy elevado, incluso se puede pensar que fue un gran éxito. Me gustó menos, pero me convenció lo suficiente como para hacerme la colección de cromos.
La critica la consideró una pésima copia y nada más. Muchos años después nadie la recordaba, a pesar de que se hicieron hasta tres partes más con menor éxito cada vez. En 1983 se estrenó la serie de TV en España y todos pensamos que estaba basada en la película de cine que todos habíamos visto. Pero resulta que en realidad fue una serie de TV en Estados Unidos, antes de que se estrenara la película en Europa.
En 2004 se estrenó una nueva versión de la serie original para TV, que es la que todo el mundo conoce hoy en día. Las películas de cine están olvidadas a pesar de las colas que hubo los días siguientes a su estreno en los cines. Incluso muchos de los que las vieron en aquellos años, no se acuerdan de ellas...o eso parece. La compré en Blu ray y me sorprendió comprobar lo mala que es, no la recordaba así.

Star Crash, Choque de Galaxias (1978) me alucinó en cuanto apareció y como no, fui a verla con gran inquietud, ya que su cartel prometía mucho. Recuerdo vagamente que en aquel momento resultó un poco rara, pero si la vemos hoy en día es insufrible. Los niños de hoy se partirían de risa con estas películas. Pero el recuerdo que guardaba de ella era encantador y siempre la busqué para volver ha verla. No debí hacerlo nunca, mejor no volver a verlas y mantener ese recuerdo de la niñez intacto. A pesar de lo cutre que es, se consideró uno de los intentos más serios de aquello años dentro de este tipo de cine. Un desconocido David Hasselhoff, Christopher Plummer (que creo que no entendía que hacía allí) y Caroline Munro, que había rechazado papeles en Superman(1978), pero actuó en La Espía Que Me Amó(1978), querían dar cierto toque de seriedad a una película que sólo da risa hoy en día. Todo este cine cutre venía de Italia y de Asia casi en su totalidad. Esta en concreto era una producción italiana de bajo presupuesto que hoy es casi una película de culto dentro del cine kitsch. Y aunque nadie se lo crea, fue todo un éxito en Estados Unidos.

Star Trek, La Película (1979) apareció de repente, entonces nadie las veía venir como ahora. Esta fue una apuesta seria, que buscaba vender un concepto diferente a lo que planteó George Lucas. Consiguió gran éxito, aunque dicen que muchos fans de la serie de TV se sintieron decepcionados. Yo no me enteré de eso y a pesar de ser todo lo contrario a al resto del cine de ciencia ficción que había por ahí me encantó. Star Trek mostraba un concepto que rozaba lo filosófico, una película lenta y con unos buenos efectos especiales, aunque sin superar La Guerra De Las Galaxias, eso parecía imposible para todos. Le siguieron hasta cuatro partes más y hoy en día ahí siguen. Isaac Asimov trabajo de asesor en el guión original y esa banda sonora tan genial...es otra liga.

Dentro de las propuestas que venían de Japón destacó Los Invasores del Espacio (1978). Quiero decir que destacó por mala también. Este cine sigue la escuela habitual dentro del cine cutre nipón. Así que esta a la altura de películas como Godzilla (1954) y otras del estilo. Durante los setenta Japón creó gran cantidad de cine fantástico de dudosa calidad pero curiosas y hechas con bastante ingenio para los medios que tenían.
No tuvo gran éxito, pero se distribuyo por todo el mundo, incluso en Estados Unidos.


El Abismo Negro (1979) fue la respuesta espacial de Walt Disney a todo este boom cinematográfico. Es una de las películas más consideradas de todo este grupo. Ya que la intención fue buena y los medios razonables. A pesar de que el final es penoso, no hubo tiempo para editarla en condiciones ya que había que estrenar rápido, ese fue un problema habitual y común en casi todas estas películas.
Lo mejor su banda sonora y el resto bastante aburrido y pobre si se ve hoy en día. Pero estaría bien que alguien retomara esta idea y se rodara de nuevo.
La película parece una versión espacial de 20000 Leguas de Viaje Submarino (1955), una film que dio muchos beneficios a Disney en su momento. Con equivalencias más que razonables con el Capitán Nemo y el Nautilus.

Los Siete Magníficos del Espacio (1980), se tituló en Estados Unidos Battle Beyond The Stars.
De esta película recuerdo las naves, que me parecieron muy conseguidas en aquel momento. Se trataba de una versión espacial del conocido western americano. Al margen de esto no la he vuelto ha ver, así que no he roto la magia esta vez, aunque tampoco había mucho de eso en este caso.

Otro ejemplo más serio de este tipo de cine fue Saturno 3 (1980) de un director afamado durante los ochenta: Stanley Donen. Con actores de renombre como Kirk Douglas y Farrah fawcett (que sin duda era un gran reclamo entonces), además de un desconocido Harvey Keitel. La película quiso seguir la estela de Alien en este caso, mezclando la ciencia ficción con el terror. Me gustó mucho esta película cuando la vi. Y visto lo que hay más arriba, es una de las pocas que se salva para mi gusto. Si fracasa hoy en día es más por sus efectos especiales caducos (como ocurre con casi todo el cine antiguo), pero no por ser ridícula y tonta sin más. Otra cosa es que no nos guste, resulta lenta y poco interesante hoy en día. Tuvo un éxito discreto.

Alien. El 8º Pasajero (1979) nos mostró como se puede aprovechar un tirón como el que esos años tuvo este género para aportar algo original, nuevo y diferente. Con una mujer al frente de la historia, en vez de un hombre como era habitual, un diseño de decorados innovador y una criatura diferente a todo lo antes visto. Ridley Scott, su director, sorprendió a todos con esta propuesta que fascinó a todo el que la vio. Rápidamente se convirtió en un filme de culto y años después se convertiría en una exitosa franquicia. No cabe duda, que esta película no merece estar con las demás (como alguna otra de las que ya hemos hablado), pero quiero dar una idea de todo lo que se estrenaba en aquello años y Alien estuvo compartiendo cartel con el resto de estas películas.
Alien creó escuela, y abrió una puerta nueva para que llegaran innumerables imitaciones malas que darían para una entrada propia.


Flash Gordon (1980) era una apuesta divertida y terriblemente kitsch, creada así con toda la intención para que luciera como las viñetas del cómic original y diera una imagen de película de serie B. Pero su proyección fue como la de las grandes producciones cinematográficas, lo que contrastaba y podía llevar al despiste
Desde sus efectos especiales hasta su vestuario y su colorida fotografía es intencionado. Nos muestra la simpleza de los cómics en su argumento, limitándose a adaptarlo al cine sin intentos de hacer una película reflexiva o algo más profunda. Así que si alguien cree que está a la altura de otros penosos intentos como Star Crash se equivoca. Aunque se puede parecer debido a esa dirección artística tan kitsch (culpa del director artístico italiano Danilo Donati, habitual en las películas de Fellini), y aunque fue bien recibida en un principio, muchos no estuvieron de acuerdo con esa imagen que transmitía el filme.
Me gustó en su momento, me atrajo su estética atrevida e irracional que contradecía todos los cánones del momento y a todo eso le pusieron música de Queen. Absolutamente bizarro y trasgresor, justo lo contrario de lo que hizo el resto. Sólo por ello me gusta aún más. Tuvo bastante éxito y hoy en día es una película de culto.

Buck Rogers, El Aventurero del Espacio (1979) en cambio, no fue intencionado y ese estilo pop tan acentuado es, seguramente, su peor baza. Tengo buenos recuerdos de niño, pero como no la he vuelto a ver, no soy consciente de lo infumable que puede resultar hoy en día. Esta película fue una adaptación al cine de una serie de TV que se pudo ver en Estados Unidos durante los setenta. Del mismo modo que ocurrió con Galactica, se contrataron a los mismos actores para producir una película de larga duración. Recuerdo que tuvo bastante éxito. Tiene uno de esos carteles que me devuelven a mi niñez cada vez que lo veo. Por mala que sea, no se si resistiría la tentación de comprar el bluray si me lo encontrase por ahí. El titulo original de esta película fuera de España fue Buck Rogers en el Siglo 25.


Supersonicman (1979) aprovecha el tirón de la ciencia ficción y el éxito que supuso Superman (1978), para ofrecernos la versión cutre de esta mezcla. Por su puesto fui  a verla sin pensarlo, además tarareando la melodía de la canción principal que es lo mejor de la película. La encontré por internet, pero no fui capaz de ver más allá de los primeros cinco minutos, imaginaros como es...; y solo por eso seguro que os apetece echarle un vistazo. Pero además os diré que es española...

Los Guerreros Del Espacio (1984), titulo original Ice Pirates. Quiso dar un giro de tuerca al género al mezclar espadas y naves espaciales. Un sinsentido si se ve hoy en día, ya que van vestidos con cotas de malla y ropa de la edad media, espadas como armas y en medio robots y viajes espaciales. Una película atrevidamente cutre para 1984 y repleta de humor, lo que a veces la convierte en una parodia de si misma. Lo cual esta bien, porque es imposible tomarla en serio. Lo mejor es ver a jóvenes actores y actrices como Angelica Huston, John Carradine, Max Von Sydow, Daryl Roach, Ron Perlman y Robert Urich, entre otros. Excepto el último el resto en papeles secundarios o muy secundarios. Con esta película hemos dado un salto hacía mediados de los ochenta, aunque viéndola ahora me parece mentira, es más propia de 1980, por ello he decidido incluirla aquí.

Me dejo un montón de cine que no recuerdo o que he olvidado, pero que existió durante los mencionados años (entre 1977 y 1980), compartiendo cartelera con las que os muestro en esta entrada. Además esto no se paró aquí, continuó durante los siguientes años, cada vez con menos empuje y donde las películas serias conseguían más terreno día a día, las producciones oportunistas y baratas irían desapareciendo con el tiempo, pero abría que esperar a finales de los 80 para ello.
Alguien podría pensar que este cine (el más cutre me refiero) fue creado para TV y no para exhibir en salas. Pero no es así, tuvieron sus trailers promocionales en televisión y se estrenaron en las salas de cines donde todos los niños y jóvenes pagábamos por ir a verlas.


Batalla Más Allá de las Estrellas (1968) es el titulo en español de The Green Slime. Esta película apareció diez años antes que todas las que se presentan aquí. Con ello, si la veis, quiero mostrar que la mala calidad de este tipo de cine no era justificada a pesar del poco dinero con el que están hechas. En esta película vemos (diez años antes de todo esto) una intención diferente, una actitud seria que contrasta con los pocos y pobres medios a la hora de hacer realidad los efectos especiales. Pero nada más. No da vergüenza ajena, por decirlo de otro modo...


Para finalizar:
La frontera de lo que es o no ciencia ficción comienza a volverse borrosa, los temas se entremezclan. Las futuras producciones de este género serán sólidas y serias a nivel de producción, quedándose los americanos con todo el pastel. Se estrenarán  El Imperio Contraataca (1980), Atmosfera Cero (1981), El Retorno Del Jedi (1983), las secuelas de Star Trek, las de Alien, Blade Runner (1982), Dune (1984)...etc. Otras con poca repercusión pasarán más inadvertidas, como Cazador del Espacio, Aventuras en la Zona Prohibida de 1983 y que recuerdo ver en 3D. Una película que a nivel visual a aguantado el tiempo mucho mejor que otras más conocidas. Se nota el dinero invertido en ella, no en balde es una producción de Ivan Reytman que mezcla la ciencia ficción con mundos apocalípticos a lo Mad Max, Con Peter Strauss y Michael Ironside, e incluso un irreconocible Peter O´toole aparece en un pequeño cameo.
Y no me adentro más en los 80, porque no era esa la idea inicial, de hacerlo esta entrada no terminaría nunca...

Aparecerán películas que generarán nueva s modas que el cine asiático y sobretodo el italiano se encargaran de emular, invadiendo la cartelera con infumables imitaciones. Mad Max (1979) generará una ingente cantidad de derivados y copias de todo tipo que harán que el cutrerio cambie de campo y se pase a las películas de mundos apocalípticos. Como todo ha sido destruido requieren de descampados y edificios en ruinas fáciles de conseguir y eso es más barato que crear una película de ciencia ficción convincente. Conan, El Barbaro (1982) cambiará el registro hacía las películas de guerreros imitando la estética de este cómic. Pero ninguna conseguirá igualar, ni compararse con el filme de John Milius (sin duda su mejor película). Recordaréis cosas como El Señor de Las Bestias (1982) o Ator, El poderoso (1982)...; Todo esto da para muchas más entradas como veis...

No hay comentarios:

Publicar un comentario