lunes, 1 de agosto de 2016

BATMAN VS SUPERMAN, El Amanecer de la Justicia

Pocas películas de superheroes son tan intensas a nivel argumental y a la vez tan detallistas cuando se trata de enriquecer los personajes. Si algo me gustó de esta película fue el tratamiento que se le da a la historia. Muy diferente al que se ve en otros filmes del género. Contiene también todos los momentos clásicos y tópicos que requieren este tipo de cine, pero no sólo eso. Los que busquen sólo acción y efectos, se aburrirán. Batman VS Superman es una historia que hay que seguir, que despista la primera vez que se ve, y que gana puntos al verla una segunda vez. Ya que no es el clásico desarrollo argumental y ni los tópicos sabidos. De este modo, los que no la han visto pecaron de listos, pensando que era más de lo mismo y se equivocaron. Esos momentos introspectivos que luce la película son los que dan más coherencia al guión y los que cimientan su solidez. Un guión que no será el mejor del mundo, porque no es necesario que lo sea.
Cuidado que en esta entrada daremos información sobre la película, el que no la haya visto aún, que regrese después de verla.


Rompiendo una lanza en favor de otras películas, comentaré que tampoco se puede utilizar la misma barra de medir con todas las películas y que no todo el cine tiene que ser analizado y superar las mismas pruebas a las que les someten los críticos y demás público que aspire a serlo. Que hay cine para pasar el rato y otro para algo más y que todo es tan subjetivo que sobran más comentarios al respecto. Pero me cansa esa moda de creerse más listos por que no les guste el cine comercial, sin darse cuenta que, en el caso que sea verdad, solo se niegan placeres a si mismos. En la variedad esta el gusto y el que puede disfrutar con distintas propuestas, disfrutará más y el que no, tiene el abanico más limitado. Para mi no tiene más gusto sino menos posibilidades de pasarlo bien. Esto ocurre con todo. Pero que no piensen los amantes del cine de evasión que lo tienen todo conseguido, que si sólo les gusta eso, es que tienen un abanico pobre también...


Comentar también el hecho de que la idea de mezclar a Batman y Superman  no es sólo un capricho de alguna productora de cine con ganas de dar un último giro de tuerca e este género. De hecho, las aventuras conjuntas de estos héroes existen desde los años 40. Aunque hay que ser muy aficionado a los cómics para saber estos detalles. El mundo de los cómics es un reducto repleto de historias por explotar y sólo acabamos de comenzar, diría que estamos en la etapa de saber quien es quien.
Hay mucha información sobre todo esto en los extras del bluray, y estos extras siempre hay que verlos, lo recomiendo.

Hoy en día, el de los superheroes, se ha convertido en un género por derecho propio y como tal crece y se esparce. Del mismo modo que en otras épocas se desarrollaron otros géneros como el Western o el cine histórico. Nadie se quejó entonces de los estereotipos que se repetían constantemente en las cientos de películas que se rodaron de estos géneros. Y como género, el de los superheroes terminará por saturar el mercado tarde o temprano, aunque si aún aguanta es sólo por un hecho: Durante generaciones este tipo de cómics ha ido creciendo en lectores, y eso es una cantidad que se calcula en millones, mucha gente fácil de motivar para llevarla al cine. El potencial esta ahí, y no hay ningún otro género cinematográfico con tal cantidad de seguidores en estos momentos. Por lo tanto, dentro del riesgo que supone hacer cine hoy en día, este es el género más interesante a la hora de apostar, además de que es ahora, en la actualidad, el único momento de la historia del cine en el que producir este tipo de historias es factible y hablo de los efectos especiales. Salvo escasos ejemplos, antes era imposible hacer creíble películas así, por eso no se habían hecho más.


Para entender las películas de este género hay que estar un poco puesto en el tema o al menos haber visto todas sus partes. Es necesario recordar momentos y situaciones de las que derivan otros argumentos. Si no, comenzaremos a decir que son un rollazo sin pies ni cabeza.
Esta película empieza exactamente durante la batalla final de "El Hombre de Acero"(2013), la primera película en la que Superman es encarnado por el actor Henry Cavill, que sin duda es un buen actor para representar a este personaje. En aquella batalla nuestro héroe lucha contra Zod y destruyen media Metropolis sin contemplación. Batman VS Superman comienza en ese momento, aunque la perspectiva que nos muestra de la batalla no será la de la primera película (desde dentro de la misma), sino que lo hace desde una perspectiva lejana, la de un espectador más, que no quiere decir uno cualquiera: Bruce Wayne. Vemos una gran nave alienígena destruyendo todo a su paso, mientras un asustado Bruce Wayne corre a través de las calles presenciando la masacre. Finalmente Zod es derrotado por Superman mientras Bruce Wayne observa como mueren muchos de sus empleados.
Podemos decir que ambas películas se solapan y que la segunda sólo es una continuación de la primera, aún no ha terminado una que ya esta comenzando la que nos ocupa.
Los que lean cómics o hallan visto Superman II (1980), sabrán quien es Zod, no es algo nuevo.



Los acontecimientos de la primera parte, que hacen replantearse al mundo la necesidad de alguien como Superman, se ven reflejados en esta nueva entrega. En una situación política de temor hacía el y a la vez de agradecimiento, la opinión se divide y el héroe simboliza todo lo bueno, aunque no parece existir poder alguno que le pare en caso de necesidad. Toda la filosofía entorno a quien es el héroe y su simbología en el universo humano rellenan de forma efectiva los entresijos del guión de Batman VS Superman. Dándole un carisma serio y contundente al filme, olvidándose de efectos apabullantes. Una historia que se complica y se hilvana de forma parecida a un filme policiaco en ocasiones. Un joven Lex Luthor aprovechará este momento delicado para crear falsas pruebas y testimonios que inculpen a Superman, y le coloque en situaciones complicadas ante la opinión pública y los medios en general. Llegando a ser acusado de negligencia y asesinato. La película nos contará y mostrará esta puesta en escena perfecta dando al espectador pistas de lo que esta ocurriendo poco a poco. Es aquí donde el espectador, que espera una película de superhéroes al uso puede perderse y/o aburrirse, pero esto es lo mejor del filme, sin duda.


Aunque el plan de Lex Luthor no es tan simple. Al mismo tiempo que Superman cae en sus trampas inculpatorias, trampas que le ponen en una situación complicada, hasta el hecho de replantearse si debe ser quien es. Al mismo tiempo, Lex intenta persuadir con esas mentiras al héroe de Gotham, que observa impasible las noticias que sobre Superman aparecen en los medios, para que este actúe como lo que es y detenga al héroe de Crypton. También Batman se verá afectado por la mala propaganda, lo que hará que Superman centre parte de su atención en él del mismo modo. Serán varias las tramas que se entrecruzarán y se enredarán manteniendo al espectador atento (o aburriéndolo como decía).  Tramas que se irán complicando y que llevarán al enfrentamiento final entre los dos héroes, convencido Batman del peligro que supone para la humanidad el héroe azul.
Esta situación me creó dudas, ya que no estoy tan seguro que Batman pueda ser engañado y manipulado tan facilmente. Aunque, la forma como vemos nosotros al héroe no tiene porque ser igual a como lo ve el director.
Las distintas naturalezas de ambos héroes ayudarán a que se complique el asunto. Superman representa la pureza y lo correcto, mientras que Batman defiende la justicia a su manera y por encima de formas y leyes. Esto hará que entre ellos haya una desconfianza innata.
Todo esto convierte a este filme en oscuro y diferente al resto de películas de este tipo que podemos ver. Y es que no hay película de superhéroes que transmita mejor los ideales y simbolismos propios de este género. Las películas de Marvel con secuelas y secuelas interminables no se entretienen en tanto proceso argumental por temor a aburrir quizás, aunque los que en algún momento hemos leído o leemos cómics, sabemos que su trasfondo siempre es más profundo de lo que muestran las batallas. Y es que para muchos espectadores, si les muestras una batalla sólo se quedan con eso. Las películas de efectos especiales siempre tuvieron ese handicap, y a veces los que las ven no buscan más, pero eso no quiere decir que no pueda haber más. Al final los que exprimimos la fruta somos nosotros y sacar más o menos zumo de ella esta en nuestras manos. Por eso algunos ven profundidad donde otros no ven nada, (y volvemos al abanico del que hablaba más arriba).



Todas esta intensidad argumental va acompañada de bellísimas imágenes, sobretodo de Superman, imágenes simbólicas que de por sí ya dicen mucho de hacía donde va esta historia. En el aspecto fotografico la película se puede considerar perfecta.
La comentada intensidad argumental paga un precio caro al convertir la película en algo poco masticable. De hecho, recomiendo verla más de una vez, para poder exprimir bien su contenido. No es la única película que necesita de más de un visionado, ni será la última, aunque me temo que pocos harán tal cosa. Además existe una versión extendida que añade 30 minutos más, con imágenes que se entenderán muy bien y ayudan a entender la historia mejor. Aunque comprendo que las recortaran de la película estrenada en los cines, la hubiese alargado demasiado. Pero si la ves más de una vez, son un complemento perfecto para disfrutarla mejor.



Otras pequeñas tramas pululan sin necesidad de estar ahí, me refiero a Wonder Woman, que sólo aparece en el filme como anuncio publicitario de lo que será la nueva película dedicada a este personaje y que se estrenará pronto. Además se nota que esta metido todo con calzador, y que distrae de la trama principal, que es lo bueno de esta película. Del mismo modo que la aparición de forma fugaz de otros héroes para vendernos lo que será la nueva película de "La Liga de la Justicia". Ya nos anuncian: Flash, Aquaman, Wonder Woman, Cyborg...; en fin algo prescindible sin duda.

Toda esta historia desembocará en la parte menos interesante del filme, su parte final. Donde Lex Luthor resucitará a un Zod mutado en monstruo (ese tipo de monstruos que todos estamos ya cansados de ver una y otra vez...). Nada de esto último viene a cuento, nada de esta batalla final contra el monstruo era necesario, una vez que Batman y Superman se dan cuenta del engaño y de la manipulación a la que han sido sometidos, no hacía ninguna falta sacarse de la manga este bicho, que para mi es lo más aburrido de la película. Pero aporta las dosis de efectos especiales y batallas que suelen tener las películas de superhéroes, eso si. La batalla introduce a Wonder Woman para que la conozcamos y nos muestra como es una guerrera tan fuerte como sus amigos masculinos.


El único desenlace importante de esta aburrida batalla es la supuesta muerte de Superman, y digo supuesta porque todos sabemos que no ha muerto, como dan a entender los últimos tres segundos de la película. Así que, definitivamente esta batalla sobra.





Definitivamente Batman VS Superman es una buena película de superhéroes, recargada, espesa y repleta de simbolismos, que unos entenderán mejor que otros, pero que requiere de una lenta digestión y esto no se logra con un solo visionado. Los que esteis dispuestos  a verla más de una vez os dareis cuenta de todo lo que os perdisteis la primera, e incluso una tercera podría estar bien. Pero hay que tener la suficiente curiosidad para eso. No podemos sentenciar la película a la primera de turno, sería como pensar que los guionistas son idiotas y nosotros muy listos (creo que esto ya lo he dicho antes, en alguna otra entrada, me repito). Nada más lejos de la realidad y tenemos que darnos a nosotros mismos una segunda oportunidad, si no se la quedemos dar a la película.




más y mejor aquí:  Libertad Digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario