martes, 5 de julio de 2016

ALIEN, EL 8º Pasajero

Una de las obras maestras de Ridley Scott es Alien (en España se le añadió lo de "El 8º Pasajero"). En principió tenía que ser una producción de ciencia ficción de bajo presupuesto. Mas que nada debido a que la inversión de dinero iba ha ser escasa. Pero a medida que el proyecto fue avanzando y en él fueron entrando nombres de peso (como el del propio director), se le fue dando más importancia al resultado y al film en general.
Uno de los primeros nombres que se barajaron para la película fue el de "Star Beast", aunque por suerte fue descartado. En algún lugar leí hace años que el primer guión de la película llevó por nombre el de la nave donde acontecen los hechos: Nostromo (nave que no siempre se llamó así, ya que la primera idea fue llamarla Leviathan). Aunque al parecer, hoy en día corre la información por todos lados de que el nombre de ese primer guión fue realmente "Memory"...en fin, ahora parece que lo he soñado.

Recuerdo que tardé más de un año desde su estreno en ir a verla al cine. Se corrió la voz que era una película de terror y ese tipo de cine no me entusiasmaba mucho. Solía pasarlo mal. Pero como en aquellos años los estrenos duraban en la cartelera mucho tiempo (más de un año), teníamos tiempo de recapacitar y decidirnos. Unos amigos fueron los culpables de que fuera a verla. Quedé sorprendido, porque antes que una película de terror es una película de ciencia ficción y eso me encanta, es mi género preferido.


La ambientación, fotografía y decorados me impactaron. Creo que esa parte es le que confiere ese aspecto tan opresivo y terrorífico que imprime preocupación y miedo en el espectador. Esta es la clave principal del éxito. Ya que, aunque el Alien está ahí y es terrorífico, aparece en acción mucho menos de lo que parece. La película no tiene grandes efectos especiales, como decía son contados momentos en los que el monstruo espacial hace acto de presencia y en la mayoría apenas se le ve. Aún así, el malestar y el miedo están asegurados. Aún más en el momento de su estreno, cuando no había referentes a los que copiar. Alien creó escuela.





Eso quiere decir que la mayoría de los que fuimos a verla no habíamos visto antes nada parecido. De hecho, en ciencia ficción, los referentes para Ridley Scott fueron la reciente Star Wars(1977) y 2001, A Space Odissey(1968) y eso es lo que habíamos visto la mayoría. Además de series como Star Trek o Space 1999. Aunque hablando de Alien, no se puede obviar alguna similitud en cuanto a concepto con The Green Slime (1968) (en España se tituló Batalla Más Allá de las Estrellas), en ella unos científicos se desplazaban hasta un planeta desconocido y se traían a la tierra (por error), un extraño y verde organismo extraterrestre que luego se reproducirá y amenazará con extenderse por toda la Tierra.







La película no podía resultar demasiado cara, así que para abaratar costes se decidieron hacer cambios importantes. Como el actor principal que iba a encarnar a Ripley, que en principio tenía que ser hombre e interpretado por Paul Newman. Meryl Streep rechazó el papel y al final Sigourney Weaver resultó la elegida. El resto de actores tenían alguna experiencia en cine, sobretodo John Hurt. Por ello sería el primero en morir a manos del 8º pasajero. De este modo, una de las curiosidades de la película es el hecho de que todos los personajes mueren por orden de la importancia de los actores que los interpretan, de su fama. Para que al final sobreviva Ripley, interpretado por una desconocida Sigourney Weaver. Este hecho era exactamente lo contrario de lo que solía suceder en el resto de películas que se rodaban en aquellos años.





El argumento es bien conocido por todos y ha estas alturas no creo que sea necesario explicarlo. Sólo comentar que en el inicio de la película se muestra una nave abandonada extraterrestre que da pistas e ideas de lo que pudo haber pasado. Imágenes que alimentan argumentos en torno al origen de los aliens (imágenes que siempre me fascinaron)Precisamente, esas escenas son las que luego alimentarán la franquicia en la que se convertirá esta película. De hecho están directamente relacionadas con la última entrega: Prometheus (2012) y de la que ya se está preparando la secuela. Todas las preguntas planteadas en torno al origen de estos seres han sido siempre una de las incógnitas que más han gustado a los fans...y en Prometheus se desvelan finalmente. Precisamente en estas incógnitas esta el valor de la historia que plantea Alien, el 8º Pasajero. El misterio entorno al como y porque supera a los acontecimientos que vivimos en la nave Nostromo durante el desarrollo de la película.




La famosa escena del alien explotando desde el estómago se ha convertido en uno de los momentos más famosos e históricos del cine, sobretodo por ser un momento inesperado. Otra anécdota explica que ni siquiera los actores sabían exactamente lo que iba a suceder en la escena. El director quiso grabar su sorpresa y espanto ante el descubrimiento de los acontecimientos, y lo consiguió. Sólo hay que ver la escena y observar las caras de los actores para comprobarlo.

Un clásico de la ciencia ficción que cambio el concepto de cine de terror, consiguió traspasar su género y se convirtió en una película para todo tipo de públicos, no sólo para los fans de la ciencia ficción. Y todo gracias a un diseño único y diferente de H.R.Giger, que creó un monstruo (y su entorno) que no se parecía a nada visto antes, una protagonista femenina, con fortaleza, seguridad y carácter y a un gran Ridley Scott que con esta película se convirtió en uno de los referentes del cine moderno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario