miércoles, 9 de diciembre de 2015

E.T., EL EXTRATERRESTRE

E.T., EL Extraterrestre (1982) fue una de esas películas entrañables que han traspasado generaciones y que ha conseguido seducir tanto a niños como adultos de igual forma. Una obra que habla de las relaciones, de amistad y de confianza. Para algunos es una de las mejores películas de ciencia ficción de la historia que además rompió tópicos y nos mostró una relación entre seres (de diferente planeta) que poco se acostumbra a encontrar en el cine.
La película esta protagonizada por niños. Los adultos aparecen poco y en muchas escenas ni se les enfoca. Se requiere que el punto de vista sea el del niño Elliott (y demás niños) y la del extraterrestre. Una relación al margen de los adultos y sus prejuicios y moral absurda. Los niños son sinceros y sanos hasta que no se les influye negativamente, así que para Steven Spielberg era primordial  mostrar una relación auténtica como sólo podía ser esa.



El filme fue nominado a nueve Óscar, entre ellos al de mejor película (todos esperábamos que ganase, pero el premio se lo llevó Gandhi que se estrenó el mismo año). Ganó cuatro Óscar menores, los típicos de este tipo de películas, aunque no dejan de ser importantes, ya que este tipo de cine nunca es pretencioso en premios y no nace con intención de ganarlos. A pesar de ello, en los Globos de Oro si ganó el de mejor película, como ya he comentado, algo inédito para ser una película tan comercial y de éxito tan arrollador. También el de mejor banda sonora y fue nominado al mejor director, mejor guión y mejor nuevo actor por el jovencito Henry Thomas (Elliott). Le llovieron muchos más premios y galardones en los años posteriores.




Las películas como esta suponían todo un acontecimiento en nuestras vidas. Las colas para verla eran interminables y en 1982 aún se reservaban las entradas por teléfono, una forma de asegurarse el poder ver esos filmes. Fuimos toda la familia, y es que las películas de estreno como esta nos convocaban a todos, sobretodo gracias a mi insistencia constante por ir a verla y al hecho de que se convertían en un fenómeno social del que todo el mundo participaba. Mis padres solo me dejaban ir con mi abuela (o sólo) a los cines de re-estreno del barrio, para los importantes (que sucedía una vez al año como mucho) nos llevaban ellos y es que estos cines estaban fuera del barrio o más alejados de lo normal, fuera de las cuatro calles y/o manzanas en las que nos solíamos mover entonces.
A pesar de todo, ese apresurado interés por ver las películas era infundado. Pues permanecían en cartelera un año al menos. Tenías tiempo suficiente para verla si estabas interesado. Muchas veces durante ese año la película iba ganando interés para ti, hasta que decidías verla, el boca a boca era importante.





El éxito de la película convirtió a E.T en un símbolo cultural de los ochenta. Y un referente cuando se habla del cine de esa década. Su fama llega hasta nuestros días, donde nadie desconoce quien es, a pesar de que hay muchas generaciones de por medio que les pilla muy lejos el tema y les pueda parecer una película muy antigua. Sobre este tema, hay que decir que es una de las películas que mejor a aguantado el paso del tiempo y hoy en día es posible visionarla sin llevarse las manos a la cabeza. En 2002 se realizaría una nueva versión retocada para su 20º aniversario. A parte de restaurar las imágenes, se añadieron escenas eliminadas y se mejoraron algunos efectos visuales aprovechando la tecnología actual. También se cambiaron algunos detalles que me parecen ridículos (no me gustaron esos cambios). Tales como sustituir las armas de los hombres que rastreaban el bosque en la escena inicial  por walkie-talkies. O cambiar el comentario de la madre al ver a su hijo mayor disfrazado diciéndole "Pareces un terrorista". Estos cambios se interpretaron como un tema político y fueron bastante criticados, aunque eran poco o nada decisivos en el resultado final del filme.



Pequeña sinopsis:
La historia comienza con unos botánicos extraterrestres recogiendo muestras en la Tierra. Ante la aparición de agentes del gobierno, los extraterrestres huyen en su nave espacial dejando atrás a E.T., que se queda atrapado en la Tierra. El extraterrestre conocerá a Elliott en uno de los momentos más famosos de la película y a partir de ahí veremos como la amistad entre ellos crece hasta alcanzar una conexión singular entre ambos individuos por la cual uno siente los que le ocurre al otro. La situación se dramatiza cuando Elliott comienza a notar que el extraterrestre se muere, necesita regresar con los suyos, volver a casa (antes se reproduce una de las frases más famosas del cine "Teléfono mi casa"). Mientras ocurre todo esto, los agentes continúan buscando al extraterrestre por la zona y sospechan de la casa de Elliott. Elliott enferma al mismo tiempo que E.T.




Steven Spielberg y Drew Barrimore


Los agentes irrumpen en el peor momento, cuando E.T está agonizando en casa de Elliott. Se lo llevan y le someten a pruebas y experimentos. Al parecer con más interés de salvarlo que de hacerle daño. Cuando E.T muere, el vinculo que tiene con el niño desaparece y este se recupera. Es uno de los  momentos más tristes y uno de los más recordados. El extraterrestre se reanimará cundo percibe que sus congéneres regresan a por él y ayudado por Elliott y sus amigos escapará hacia el bosque al encuentro de la nave que viene a buscarle. Se produce el momento más mítico del filme, cuando E.T hace volar las bicicletas de los niños (que servirá de símbolo para Amblin Entertainment) por encima de la barricada policial . La despedida de E.T y sus amigos humanos volverá a hacer saltar más de una lágrima.





La ternura con que está rodada es exquisita y se nota en cada minuto del metraje, no es necesario decir mucho más. Una encantadora película, impresionante y original en su momento, que permanece en los corazones de más de una generación. ¿Quien dijo que el cine comercial no puede ser exquisito?...Gracias Spielberg.



No hay comentarios:

Publicar un comentario