martes, 1 de septiembre de 2015

ELYSIUM


Elysium es un buen producto que falla en algunos detalles simples que podrían haberse solucionado con algo de más ingenio.
Estamos ante una de esas películas a las que la industria cinematográfica americana nos tiene acostumbrados últimamente, de factura impecable e imágenes bellísimas. Partiendo de esta base ya es una película que me gusta, un regalo para los ojos sin engañarnos demasiado, no es una obra maestra pero si un buen entretenimiento.

La calidad y espectacularidad de las imágenes chocan con algunos detalles que hacen la historia poco creíble en algunos momentos. Detalles nimios desde mi punto de vista, pero que no me gustan. Sobretodo porque tenían fácil arreglo, simplemente cambiando algo más el guión.




(Atención: si no has visto la película no continúes, paso a dar detalles de la historia).

El film se sitúa en un futuro lejano. Donde la población humana ha crecido hasta agotar los recursos del planeta y donde ya no existe espacio, Los humanos viven amontonados en ciudades barraca que se extienden hasta el horizonte. Mientras tanto, la población pudiente y que acapara las riquezas a abandonado el planeta para vivir en Elysium. Una base espacial gigantesca donde se ha creado un mundo a imagen de un resort de lujo. Donde los ricos pueden dar rienda suelta a su cartera y vivir sin ser molestados. Es curioso como los ricos de Elysium hablan francés y los pobres de la Tierra utilizan el español (¿alguna idea al respecto?).



El objeto más preciado de Elysium, al margen de la comida y las comodidades de todo tipo es la solución que se plantea a las enfermedades y demás problemas de salud. Una cabina automatizada que detecta y cura cualquier enfermedad o lesión física por grabe que esta sea. Esta tecnología esta reservada para la gente de Elysium, que tiene además autorización para vivir allí (y el dinero). Y a pesar de las necesidades que existen en la Tierra nadie se preocupa de lo que pasa con los que viven allí. Esto quiere decir que en la Tierra sueñan con escaparse a la estación y abandonar el planeta. Todos sueñan con alcanzar Elysium y curar sus enfermedades.



A nadie se le escapa que la línea argumental tiene todo que ver con la situación de los inmigrantes en todo el mundo. Con los ilegales que saltan fronteras o cruzan mares en pateras en busca de una vida mejor, una oportunidad o una solución a sus problemas. Aquí las pateras son naves clandestinas que escapan de la gravedad terrestre sin autorización para caer en Elysium y liberar la carga humana que transportan. Por desgracia estos humanos no tienen acreditación (ni dinero, ni posibilidades de conseguirlo en el futuro), pertenecen a una "casta" inferior de humanos que no son considerados y por ello la salud y la posibilidad de una vida digna (en este caso, en Elysium), les está prohibida. Estas máquinas de curación, que cualquiera tiene en su casa de forma individualizada, son sólo una metáfora de las necesidades que muchos humanos tienen en la Tierra, del mismo modo que Elysium lo es de cualquier país civilizado que ve amenazado su "estatus de comodidad". A esta gente, sin ningún tipo de miramiento, se les deporta a la Tierra de nuevo. Otros no tendrán esta suerte ya que hay naves que son destruidas antes de llegar a la Elysium.




Es precisamente por este paralelismo con la situación actual que se vive en todo el mundo donde está lo mejor de esta película (al margen de la estupenda factura). Una forma de mostrar la realidad en un contexto futurista y nuevo. Que quizás haya hecho recapacitar a más de uno, que no lo entiende viendo telediarios.
Es aquí donde el film gana en credibilidad, ya que no es nada descabellado pensar que en un futuro lejano esto pueda ocurrir. La idea de colonizar de algún modo el espacio hace años que se investiga y es cuestión de tiempo que se consiga. Y que la Tierra está en un proceso de cambio y desertización también lo sabemos (y la población continúa creciendo). Si hoy en día es muy difícil conseguir una vivienda digna para muchos, ¿no pensáis que una vivienda en algún lugar similar a Elysium sería imposible para la gran mayoría de nosotros?, ¿Te lo podrías pagar tu?, ¿o sólo irían los multimillonarios?...




Los detalles menores a los que me refería y que no me gustan por la simpleza que supone, al lado del mensaje importante que transmite el argumento, son de carácter técnico. La Tierra está totalmente militarizada, robots policía controlan a los humanos. Pero el personaje principal se convertirá (debido a una situación de enfermedad grave) en el salvador de la Tierra. Ya que otros argumentos menores sirven de motivación para que la situación desemboque como lo hace. En un momento de la película al personaje que encarna Matt Dylon le acoplan un traje especial. Una especie de armadura exterior que le convierte en casi un robot. Una armadura que supone taladrar los huesos para sujetarla y que va conectada a su cerebro, casi nada. Después de tan basta y sangrienta operación el personaje se levanta como si nada y se larga. Sin dolor, sin ayuda...; Algo que me resultó poco creíble y hasta tonto. Es evidente que el personaje necesitará de esa fuerza para vencer a su adversario, el cual se pondrá otra armadura del mismo modo y con la misma rapidez como el que se cambia de traje. Así que la sensación es que los guionistas se lo han currado poco y han pensado en esto del traje como solución fácil a las peleas futuras y a la solución del conflicto, sin plantearse que pueda ser creíble algo así. Al menos del modo tan simple que está planteado tan agresivo cambio. 

Era tan fácil solucionar esto como que no hubiera hecho falta ningún tipo de operación para utilizar el traje, la difícil operación que supone no aporta nada a la película y no es creíble si luego se levantan como si sólo les hubiesen escayolado un brazo o algo así. O desarrollar un argumento sin trajes y plantear la historia de otro modo. Bueno, ya os digo que es un mal menor y algunos pensareis que al ser fantasía cabe todo. Pero no me gusta, es efectista y queda chulo, pero no se justifica bien.


Lo mismo ocurre con la operación que recibe el malo de la película cuando llega a Elysium. Después de recibir una explosión que le vuela toda la cara por lo que debería haber muerto. Sólo queda la mandíbula inferior. Pues eso, lo ponen en la máquina y esta le reconstruye la cara casi de cero y (no estoy seguro) o estaba muerto y lo revive (lo que quiere decir que la máquina resucita muertos) o no estaba muerto a pesar de tener la cara así. No se que es más inverosímil.



Al margen de todo esto. El malvado personaje que interpreta Jodie Foster desarrolla un argumento paralelo al intentar dar un golpe de estado en Elysium y controlar el poder. Algo que supondría muchos más problemas para los humanos de la Tierra ya que radicalizaría aún más las herramientas con las que se impide a estos acceder a Elysium.





En definitiva, una correcta película. Mucho mejor en su argumento por el mensaje que transmite, que en los detalles que adornan este mensaje. Visualmente perfecta (creo que pocas veces he visto volar unas naves tan reales) y que tan sólo por las imágenes vale la pena. Sus efectos especiales no son apabullantes. Sólo la reproducción de Elysium resulta verdaderamente espectacular.



No hay comentarios:

Publicar un comentario